30 de mayo de 2010

No todo son palabras.

- Perdóname si desconfio de ti, nunca me has dado razones para que haga lo contrario.
- Te las he dado.
-¿Ah, sí? Yo no las he visto...
- Te las he dado en cada mirada, en cada palabra, en cada abrazo, en cada te quiero, en cada risa, en cada lágrima. El problema es que estás ciega, realmente ciega, y nunca quieres ver más allá de ti. Nunca. O...espera, tal vez es miedo. Miedo a darte cuenta de que estaré aquí para siempre, pase lo que pase, tienes miedo porque sabes que tú si me vas a fallar, cosa que yo nunca haré.

2 comentarios:

P. dijo...

es miedo, fijo

Amor con hache. dijo...

Yo también lo creo.