17 de diciembre de 2010

Fuera de palabras.

¿Definirme?
Sé como me ves, como me ven los que en realidad conocen la parte más oscura de mí... la parte que queda reflejada tras el cristal que un día llegó a traspasar la realidad...
Como una loca, suicida, obsesiva, enfermiza, problemática, apática, antisocial, drogadicta, bulímica, adicta, autodestructiva, totalmente descontrolada... Podría seguir escribiendo, pero estoy segura que llenaría la página y aún así no acabaría del todo.
¿Cómo después de llevar conmigo todo esto encima cada día, puedo pretender ser todo lo contrario? ¿Cómo puedo huir de la pena, olvidar la tristeza y por fin montar y zarpar en mi barco? ¿Cómo dejar de sentir lo que siento sin pretender lo fingido?¿Cómo intentar arreglarlo sin que queden marcas ya sean visibles o no y poder pasar página? Dime...¿cómo?
A veces, sólo a veces, cuesta respirar y cada vez que sucede me pregunto y pienso, si este será mi último aliento.

1 comentario:

Neófita dijo...

no hay nada imposible, pero sí muy difícil y el cambiar es de lo más complicado que conozco y más si es por alguien. Hay maneras que nacen con nosotros y que no podemos cambiar, y como digo maneras, digo formas de actuar, de pensar, difícil, muy difícil. aun así, creo que no hay que cambiar por nadie ni por nadie, a no ser que el cambio deba ser sí o sí por tu bien.
espero k todo salga bien, un beso!:)